martes, 11 de mayo de 2010

De pronto te das cuenta...

De pronto te das cuenta, amigo mío,
de que tanto anduviste
atrochando por peñas y jarales,
de que trepaste tanto por la vida,
gastaste tanta suela y tanta angustia
que ya no queda nada,
y buscas una sombra en que sentarte
a reposar lo mucho que has vivido.

Y entonces te das cuenta
de que no existen sombras; que espantaste
las muchas que velaron tu existencia,
aquellas negras sombras de la noche
que apagaban el sol durante el día.
Las alejaste tanto y tantas veces,
que ya ninguna quiere socorrerte.

Y ahora te das cuenta
que gastaste el amor de tanto usarlo,
que los versos que escribes o recitas,
apenas son remedos de la pasión perdida,
y que te encuentras solo, abrazado al recuerdo
de los tiempos de orgullos,
de los tiempos de sol.

Y ahora, compungido, echas de menos
los besos que no diste,
los abrazos negados, las palabras no dichas,
la libertad de andar por los caminos,
el continuo avanzar del horizonte,
el incansable vuelo de los pájaros,
los sonidos del agua en los arroyos,
el otoñal dorado de los montes,
el vaho de la lluvia en los sembrados...

Y ya será muy tarde para todo,
amigo mío,
porque tú estarás muerto.

3 comentarios:

Juan José dijo...

hay tanto en esta vida por hacer querido amigo que una de ellas es leerte... gracias por la invitación en Poetas Universales al dejar la dirección de este hermoso Blog... excelente en tu hacer poético.

Un abrazo hasta alli.

Juan José

McIsabel dijo...

El poeta, la poetisa, en sus versos engarzados en infinitas palabras, adornadas con metáforas que silban la melodía del viento, siempre encontrá el reposo cuando se adentre en uno de los bosques que una vez creó para cantarle al alma, a la espera y al amor.
Solo en su quietud volverá el sol con su luz y su sombra. Dijo alguien que la poesía salvará a la humanidad, no sé si a toda pero conmigo lo hace a diario.
Siempre leo tus bellos poemas.
Tu libro, será el timón que te conducirá a salvo en mares de tempestad. Lo mejor para ti.

Carlos Serra Ramos dijo...

Genial, migo Félix:

Es lo primero que se me ha ocurrido decir antes incluso de saludarte, una alegría descubrir tu blog, tendré un buen puñado de poemas como éste para abismarme en la poesía, empleo el vocablo porque tus poemas en general contienen la historia de una vida que nos identifica a los que peinamos canas ya de mucho. Qué imágens tan ajustadas a mi propia historia.

Un placer, amigo, estar en tus letras. Recibe mi abrazo.
................Carlos